Marketing y videojuegos 03 – Análisis de situación

¡Hola a todos, seguimos con Marketing y videojuegos! Como ya sabéis el objetivo de estas entradas es ver paso a paso el proceso de creación de un plan de marketing para un videojuego, como ejemplo utilizaremos el juego desarrollado en la serie Diseñando un Videojuego. En esta entrada veremos el análisis de situación del mercado.

 

Marketing y videojuegos 03 – Análisis de situación

 

Como venia diciendo, en esta entrada veremos el análisis de situación, esto es:

  • Análisis de situación interna.
  • Análisis de mercado.
  • Definición de empresa y producto.
  • Definición de público objetivo.
  • Análisis de competencia.
  • Definición de objetivos.
  • Alianzas estratégicas.
  • Colaboraciones potenciales y planificación de estrategias.

Os paso a Jon Llaguno para que nos lo cuente:

 

Vaya, un valiente que se ha atrevido a seguir una semana más con nuestra pequeña guía sobre marketing para desarrolladores… Pasa y cierra la puerta, que estamos hablando de cositas interesantes y no queremos que se escape el gato.

Comentábamos en la entrada anterior lo que era a grandes rasgos el Plan de Marketing para estudios de desarrollo y cómo podía influir positivamente en las ventas de vuestro título y la evolución de vuestro equipo, por lo que en esta ocasión continuaremos dando los pasitos necesarios para elaborar un plan propio que nos sirva para cumplir los objetivos que vayamos marcando. Hoy toca precisamente análisis de situación y definición de objetivos, así que cierra el resto de pestañas que tengas abiertas y vamos a centrarnos un poco…

En términos generales, podemos decir que el análisis que debemos hacer de nuestra situación actual y nuestra visión empresarial a medio plazo da continuidad a los grandes enigmas de la humanidad. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? Pues eso es básicamente lo que tenemos que lograr responder… Durante siglos el ser humano lo ha intentado, pero tú en una tarde te sientas y lo sacas fijo 😉

En este sentido, es importante destacar que cada miembro del equipo cuenta y suma. Esto quiere decir que a lo largo del proceso de creación del Plan de Marketing (sí, es un proceso) todos y cada uno de los integrantes deberían poder aportar su granito de arena en forma de idea, perspectiva o sensación. De este modo, el documento servirá para unir un poco más al equipo y contará con las aportaciones de todos, lo que sin duda supondrá un interesante aliciente para su creación. Además, no nos engañemos… Sobre marketing y fútbol opinamos todos. Igual no tienes ni idea del tema, pero la última campaña de Microsoft es genial y Messi le da mil vueltas a Cristiano, así que no te cortes y opina. Posiciónate, argumenta y haz que el Plan de Marketing crezca.

 

Análisis de situación interna

Vamos a realizar un pequeño ejercicio. Coge tu móvil y ponlo delante de tu cara. No, no lo enciendas; solo ponlo delante para que te muestre un pequeño reflejo de ti mismo. ¿Qué ves? ¿Te gusta? ¿Está esa persona preparada para lo que tiene por delante? Pues esto es lo que tenemos que analizar…

Cuando vas a salir a la calle normalmente te miras al espejo y te tocas los bolsillos para asegurarte de que lo llevas todo. Esto es igual pero trasladado al ámbito empresarial. Nuestro estudio y cada uno de sus integrantes tiene un bagaje y una experiencia que aportarán valor añadido a la compañía y a cualquiera de los títulos que desarrollemos, por lo que debemos conocer cuáles son esos aspectos positivos para potenciarlos y los negativos para adaptarlos, logrando una optimización de los recursos con los que contamos. Porque eso somos: recursos.

El análisis interno supone un ejercicio de autoconocimiento vital para la compañía que nos permitirá tomar decisiones a medio plazo. Imaginemos que hemos decidido lanzar un juego programado en PHP y, tras un análisis interno, nos damos cuenta de que ninguno de los integrantes del equipo conoce ese lenguaje de programación. Este es un ejemplo muy bestia, pero te asombraría la cantidad de veces que una empresa quiere hacer algo y, a la hora de la verdad, no tiene ni idea de cómo hacerlo.

En este sentido, debes tener en cuenta que el análisis interno debe responder a preguntas no solo relativas a las personas que conforman el estudio (como nivel de formación, experiencia, disponibilidad, idiomas o aficiones), si no del propio entorno en el que tenemos ubicada la empresa. Es decir; no es lo mismo estar en Madrid con todas las posibilidades de recursos y medios que ello conlleva como estar en un pequeño pueblo de Albacete (un abrazo a todos los programadores de Albacete) al que internet llega por vía satélite. Elementos como el nivel socioeconómico, las tendencias, la normativa legal o posibles nuevos nichos de mercado deben tenerse en cuenta a la hora de completar nuestro documento.

El análisis interno nos ayudará a conocer nuestras posibilidades, pero dejará claras nuestras limitaciones como equipo de manera que podamos tomar las decisiones necesarias para paliarlas y que nuestro juego tenga éxito.

La imagen que deseamos dar es otro de los puntos a tener en cuenta, por supuesto. Tanto la promoción como nuestro propio comportamiento deben ir acordes con la imagen que pretendemos dar a nuestros clientes y medios, que debe ser sólida y consecuente con nuestros ideales de empresa. En este sentido, ¿hemos trabajado ya esa imagen? ¿Tenemos perfiles creados en redes sociales? ¿Tenemos logo? ¿Hemos realizado antes algún trabajo que nos haya dado algún tipo de posicionamiento en el mercado?

Como siempre, podrás encontrar muchos estudios y datos navegando por la red (contrasta siempre la calidad de los mismos…) y todo es más sencillo si puedes invertir en cualquier tipo de informe que pueda ayudarte, pero de no ser así debes estar preparado para realizar una gran labor de investigación en páginas web, llamadas de teléfono, contactos, etc. Resumimos, por tanto, que el análisis interno debe considerar los siguientes elementos:

  • Estudio y profesionales que lo forman
  • Entorno de trabajo
  • Imagen que deseamos transmitir
  • Posicionamiento actual en el mercado

 

Análisis de mercado

Siguiendo con el ejemplo anterior del espejo, imaginemos que ya te has asegurado de que llevas la ropa adecuada (incluyendo un jersey por si hace frío), tienes las llaves del coche, la cartera…incluso te has peinado. Vas a salir por la puerta pero es entonces cuando te das cuenta de que… ¿Sabes a dónde vas? ¿Sabes lo que vas a encontrar en tu destino? Pues esto es básicamente lo que tienes que responder en un análisis de mercado.

A grandes rasgos, se trata de llevar a cabo una exhaustiva recopilación de datos acerca del sector en el que te vas a mover a nivel de funcionamiento, volumen de negocio, principales gestores y actores que vas a encontrar, etc. Hace unos años era más complicado, pero ahora existen multitud de fuentes a las que acudir que pueden ayudarnos, como es el caso de DEV y AEVI que publican anualmente interesantes documentos acerca del sector de los videojuegos en España. No obstante, cuando más podáis investigar por vuestra cuenta mucho mejor ya que os servirá para tomar el pulso al sector en el que pretendéis trabajar.

Por supuesto, el estudio de mercado que hagáis para el Plan de Marketing debe tener la fundamentación y rigor necesarios como para integrarse como un documento adicional al Plan de Negocio de vuestro estudio, ya que debería añadir información complementaria (si no la tiene ya) que os ayude a definir vuestro guión empresarial a medio plazo y tomar las decisiones correctas. El análisis de mercado es una parte vital de la gestión empresarial, por lo que os animo a que no os quedéis solamente con este texto y consultéis más información que os pueda ser de ayuda.

 

Definición de empresa y producto

Perfecto. Ahora sí que lo tienes todo y sabes hacia dónde te diriges… Vamos avanzando. El caso es que, cuando llegues allí y te encuentres con cualquier persona te vas a presentar como “Pepito Pérez” o como “Aragorn, hijo de Arathorn y heredero de Isildur”. Ya ves que la cosa cambia mucho… Pues de eso va esta sección; debes tener claro cómo te vas a presentar ya que será el mensaje que transmitas a la comunidad de usuarios y profesionales de tu sector.

Desde el punto de vista de la comunicación y con el objetivo de establecer un mensaje común desde los departamentos integrantes de vuestro estudio y de la totalidad de sus profesionales, debe existir un mensaje único que defina a vuestra compañía y cada uno de los productos que lanzáis al mercado. Debe ser un mensaje claro, directo y que no deje lugar a dudas y tan corto y preciso que debería caber en un tuit.

Por seguir con el ejemplo: “Soy Aragorn, hijo de Arathorn, heredero de Isildur y heredero al trono de Gondor”. Ahí es nada, ¿verdad? Pues el compañero montaraz no ha dicho en una frase quién es, qué hace, de donde viene y a dónde va. Punto. Eso es lo que debéis conseguir…

Y lo mismo para vuestro videojuego, claro. No es lo mismo decir “un juego de fútbol” que “un título de managing deportivo de nueva generación con tecnología de reconocimiento facial y movimientos realistas”, por ejemplo. Ya que el mensaje debe ser común y unitario convendría que todos los integrantes del estudio tomaran parte en la decisión sobre el mismo. Está claro que en una empresa como Ubisoft eso sería complicado, pero una de las ventajas de formar parte de un pequeño estudio es que tienes la posibilidad de hacer este tipo de cositas 😉

Por otro lado, contar con una definición clara de vuestra empresa y vuestros juegos ayudará a que los medios hablen de vosotros de una manera más clara, ya que seréis vosotros mismos quienes hayáis trabajado esa información y se la facilitéis en cada nota de prensa. Puede que os parezca una tontería, pero es necesario contar con una identidad bien definida a partir de la cual podamos evolucionar a nivel profesional.

 

Definición de Público Objetivo

Entendemos el público objetivo como el conjunto de clientes potenciales de nuestro videojuego, que serán quienes compren nuestro título (lo que financiará nuestro estudio si todo va bien) y a quien debemos dirigir el grueso de las comunicaciones que planifiquemos. A grandes rasgos, podemos decir que cada grupo de público objetivo está formado por un conjunto de consumidores que comparten una serie de características especiales o necesidades, permitiendo diseñar y planificar acciones de marketing en base a la estandarización de dichas características.

La finalidad de establecer el público objetivo de nuestro juego es penetrar en los segmentos a través del ofrecimiento de elementos de valor añadido con los que aventajar a nuestros competidores en función del perfil de cada grupo de usuarios, logrando llevar a cabo una comunicación más eficaz que logue que los usuarios se decanten por nuestro juego y no por el de la competencia.

Como en todo lo que estamos hablando, no hay una verdad absoluta y existen multitud de formas de agrupar al público objetivo. Lo que debes tener claro es que se trata de conocer a las personas que jugarán a tu juego (o que vas a intentar que jueguen) y cuantos más detalles tengas de ellos, mejor. Aquí la palabra clave es “personas”, así que es importante que tratemos a los usuarios como te gustaría que una compañía de videojuegos te tratase a ti…

Como decía, hay muchas formas de englobar a los usuarios y debéis hacerlo del modo que mejor se adapte a vuestro título o mercado. En mi caso, me gusta plantear la situación de que, para casi todos los juegos, hay gente que apenas juega, gente que juega lo “normal” y gente que no deja de jugar. Seguro que conoces muchos casos de cada uno de ellos, ¿verdad? Por ello, normalmente establezco una segmentación del público objetivo en tres niveles: “Hardcore”, “Medium” y “Casual”. Es la que suelo utilizar y espero que os ayude. En líneas generales, el objetivo de captación y fidelización que debemos lograr es que los usuarios “Casual” se conviertan en “Medium” y estos en “Hardcore”, potenciando la evolución natural del jugador a través de diferentes tipos de campaña.

En cualquier caso, sea cual sea el formato que decidas para agrupar los diferentes tipos de público a los que enfocar tu comunicación, deberías definir y agrupar los perfiles en base a los siguientes rasgos distintivos:

  • Edad
  • Sexo
  • Ubicación
  • Nivel socioeconómico
  • Estado civil
  • Nivel de estudios
  • Ocupación
  • Aficiones
  • Gasto medio anual en videojuegos
  • Acceso y uso de nuevas tecnologías
  • Perfil psicológico básico
  • Otras observaciones

Podéis ver el ejemplo de público objetivo que definimos para el videojuego colaborativo Two Among the Horror en esta entrada: Diseñando un Videojuego 03 – GDD: Introducción.

Por descontado y como todos los aspectos que estamos tratando en los textos, debo deciros que el estudio del público objetivo no debe hacerse a la ligera y requiere un análisis pormenorizado de muchas variables que debemos tener en cuenta. En cierto modo, de ello depende gran parte del éxito de nuestro Plan de Marketing.

 

Análisis de la competencia

Ahora sí. Ya estás preparado y sales de tu casa con los ánimos crecidos. Sabes que estás listo para enfrentarte a tu realidad y la imagen que deseas transmitir y la que transmites están alineadas. Bien, bien… Pero claro; sales del portal, miras a tu alrededor y te das cuenta de que no has tenido en cuenta el entorno en el que te mueves y, sobre todo, el resto de personas que lo habitan. Llega el turno, por tanto, de analizar a tu competencia para conocer mejor tu posible posición real en el mercado y lo que han conseguido mientras tú te estabas mirando al espejo.

El análisis de la competencia es uno de los temas más importantes que debes tener en cuenta; no solo a la hora de diseñar tu Plan de Marketing, si no en el momento de desarrollar tu Plan de Negocio. Es, por tanto, una tarea interprofesional y debes contar con la ayuda y colaboración de los miembros de tu equipo que gestionen la empresa, ya que seguramente puedan ayudarte y cuenten con datos y análisis previos que sean oro puro.

En nuestro sector existen multitud de empresas cuyos datos son de carácter más o menos público. Compañías superventas que cuentan con cientos de programadores y generan miles de millones de euros con sus títulos. Pero claro; tú no te vas a pegar con ellas, ¿verdad? Pues entonces te toca hacer el trabajo de pico y pala… Tienes por delante la titánica tarea de recabar y analizar, al detalle, todos los datos posibles de las compañías por las que vas a competir en tu segmento de negocio. Es decir; si vas a lanzar un juego para móviles que sea un clon de AngryBirds (por poner un ejemplo muy genérico y conocido) tendrás que analizar el mayor número de compañías que lo han hecho antes que tú. Cuántos juegos han lanzado, a qué precio, qué volumen de ventas han obtenido, en qué mercado se mueven, qué temática aborda el juego, etc. Pequeños detalles como el año de fundación de la compañía o el link al perfil de LinkedIn del CEO deben quedar apuntados y, por ello, lo mejor es que te generes una hoja de Excell en la que vayas guardando todas tus anotaciones.

Cada empresa y juego analizado debe llevar asociadas unas fortalezas y debilidades, de manera que resulte más sencillo para todos comprenderlo al momento y no volverse loco entre una maraña de datos. Y ten en cuenta que se trata de “recolectar y analizar”, por lo que tendrás que buscar un motivo para todos los datos que vayas recabando. ¿Tu principal competidor tiene 80.000 seguidores en Twitter pero no hacen ninguna promoción de su próximo lanzamiento que sale en una semana? Normalmente todo tiene un por qué, así que ya sabes que tienes por delante mucho trabajo con este tema…

Tras el detallado análisis tendrás que recoger todos los detalles principales en un resumen de situación de la competencia que sirva al equipo para tomar las decisiones necesarias al respecto. Si tú quieres lanzar una camiseta de color rojo y toda tu competencia la está lanzando de color azul, igual es que te estás perdiendo algo y debes reconsiderar tu planificación, así que ten muy en cuenta que este punto puede ayudaros a conocer el bagaje de vuestros competidores y, sobre todo, el posible futuro que le espera a vuestro juego una vez lo lancéis al mercado. Algunas cosas serán muy obvias (las apps de managing deportivo se lanzan cuando empieza la liga) pero otras necesitarán más nivel de análisis, como el sistema de monetización o micropagos por el que ha optado tal o cual compañía.

 

Definición de Objetivos

Vas bien. Vas muy bien. Sabes quién eres, dónde vas, a qué mercado te vas a dirigir, a quién te puedes encontrar por el camino… Todo esto está muy bien y te estás pegando un currazo brutal, pero si no tienes claro qué es lo que deseas conseguir con todo esto, mal vamos. Todos los análisis que has realizado, la información recabada y las horas de reuniones con tus compañeros tiene que llevarte a tomar decisiones en torno a un elemento en concreto: los objetivos.

La cuestión está clara; si no sabes lo que quieres nunca vas a saber cómo conseguirlo. Pasarás un buen rato programando algo con amigos, pero no olvidemos que te has planteado crear una empresa de videojuegos y en cualquier compañía la consecución de objetivos supone el éxito o fracaso de la misma. Por ello, deberás establecer una serie de objetivos generales y específicos que sirvan de hoja de ruta y os ayuden a definir dónde queréis llegar y en qué os queréis convertir. Sabéis que queréis ir del punto A al punto B y tenéis muy claro cuál es ese punto A, por lo que os toca definir el B del modo más concreto posible.

En términos generales (aquí también hay disparidad de opiniones), podemos decir que existen unos objetivos generales y específicos (algunos los llaman “primarios” y “secundarios”  que deben reunir las siguientes características:

  • Realistas: soñar es gratis pero Morfeo no paga facturas.
  • Viables: que estén planteados desde una perspectiva práctica que los haga alcanzables.
  • Concretos: cuanto mejor los definamos más fácil nos resultará identificar el éxito de haberlos alcanzado.
  • Coherentes: alineados con la mentalidad del estudio y su manera de hacer las cosas.
  • Precisos: ajustados a un tiempo y con sus propios timmings y deadlines.
  • Consensuados: somos pocos, así que vamos a ponernos de acuerdo sobre lo que queremos…
  • Versátiles: adaptados a la realidad del momento. Si la situación cambia, que vuestros objetivos puedan cambiar con ella.
  • Motivadores: deben suponer un reto alcanzable con un poco de esfuerzo. Un objetivo no es una meta, si no un paso más en el camino.

Esto quiere decir que cuando una persona grita a los cuatro vientos eso de “quiero la paz mundial” es que realmente no se lo ha planteado seriamente como objetivo. Es importante que tengas en cuenta que lo que verás al alcanzar un objetivo será…otro objetivo.

En este sentido, debemos establecer los objetivos de manera que puedan ser revisados en función de posibles cambios del mercado o de nuestra propia situación empresarial, por lo que será importante que tengamos en cuenta todos los datos recabados anteriormente.

Digamos que vemos los objetivos generales como grandes titulares de carácter genérico con una serie de detalles asociados en letra pequeña, siendo los objetivos específicos los elementos más concretos y definidos. En este sentido, sirvan de ejemplo algunos de los siguientes para que nos hagamos una idea del global que representan.

 

Objetivos Generales

  • Posicionar nuestro videojuego como un título de referencia en el mercado nacional.
  • Posicionar nuestro estudio como un baluarte del futuro del desarrollo de videojuegos en España.
  • Establecer una relación regular y perdurable con los medios especializados nacionales.
  • Seleccionar, analizar y definir los canales de captación de usuarios.
  • Definir posibles vías de ingresos adicionales, de acuerdo al plan general de empresa.

 

Objetivos Específicos

  • Obtener 5.000 nuevos usuarios registrados al mes través de la web del juego.
  • Aumentar la comunidad de seguidores en Redes Sociales un 25% hasta fin de año.
  • Presencia mensual en medios especializados.
  • Presencia trimestral en medios generalistas.
  • Establecer una alianza estratégica con un Publisher nacional.
  • Obtener al menos una vía de ingresos adicional (patrocinios o colaboraciones).

 

Alianzas estratégicas y colaboradores potenciales

¡Vaya! Pues parece que ahora sí que lo tienes todo… Me alegro un montón, la verdad. Sabes quién eres, lo que haces, conoces tus habilidades y competencias, eres consciente de los peligros y posibilidades de tu entorno profesional y te has convertido en el MasterChef del mercado al que te diriges. Genial, ¿verdad? Pues no. Esto no ha hecho más que empezar…

Gracias a los estudios y análisis de datos que has realizado, has logrado definir una serie de objetivos primarios y secundarios que debes lograr, así como pequeños hitos que te servirán de guía para saber que vas por el buen camino. Ahora bien… ¿Te has planteado cómo vas a lograr tales objetivos? ¿Tienes el dinero suficiente para conseguirlos? ¿Tu tío se llama Bill Gates? Si has contestado que NO a las tres preguntas, vas a necesitar algo de ayuda.

Pero no te preocupes, que todo es posible salvo lo que no se intenta. Dicen que el éxito en los negocios pasar por saber hacer las cosas bien y, en caso de no saberlo, tener el teléfono de alguien que sí lo sepa. Pues de eso va la película; de gestionar una serie de colaboraciones y alianzas con partners potenciales que te permitan lograr tus objetivos gracias a una simbiosis estratégica.

Imaginemos que vuestro juego necesita más personal cualificado pero no podéis contratar a nadie porque no tenéis la financiación necesaria. Se puede dar el caso de que la facultad de informática de vuestra ciudad busque empresas que oferten prácticas a sus alumnos, por lo que no estaría mal llegar a un acuerdo de colaboración. Vosotros tenéis programadores becados y ellos una empresa que ayude en la formación de los desarrolladores del mañana. Todos contentos, ¿verdad? Pues esto es aplicable a todos los aspectos del desarrollo y comercialización de vuestro título. Tendréis que ser creativos y tratar de sorprender en el planteamiento de vuestras colaboraciones, enfocando siempre la negociación a través de elementos que puedan suponer un valor añadido a vuestro partner.

De este modo, podréis lograr establecer una serie de alianzas que podrían ser muy enriquecedoras para ambas partes. Existen empresas que, por ejemplo, te desarrollan un motor gráfico completo o te forman a los programadores de tu empresa a cambio de visibilidad en el sector, así que no dudes ni por un momento en plantear cualquier necesidad que tengas y buscar colaboradores potenciales. Se da la circunstancia también de que el panorama “indie” (por favor, no toquemos este tema y sigue leyendo…) nacional colabora muy activamente siempre que hay ocasión, logrando un crecimiento compartido que nos beneficia a todos.

Está claro que a todos los desarrolladores les gustaría tener una alianza estratégica con Facebook (por ejemplo), pero eso no es algo de ciencia ficción. Planteas la necesidad internamente, ves quién te la puede solucionar, buscas el teléfono de la persona responsable y llamas. Así, sin más. En esta vida para lograr el éxito es necesario tener cojones o dinero. Si no tienes dinero, más te vale echarle cojones…

 

Planificación de estrategias

Ahora sí que sí. Ya lo tienes todo: llaves, cartera, chaqueta, paraguas… Sabes quién eres, lo que quieres, con quién te tienes que pegar para conseguirlo y a dónde quieres llegar, ¿verdad? Muy bien. ¿Has pensado si vas a ir en coche o andando? Shhh… Vaya. Te prometo que ya es la última cosa que nos falta.

Las estrategias de marketing son, a grandes rasgos, los vehículos que nos permitirán alcanzar los objetivos previstos en el punto anterior. Decíamos que queríamos ir del punto A al punto B y, una vez definidos ambos, nos falta saber cómo vamos a ir de uno a otro. Esto puede ser muy fácil o muy complicado ya que dependerá de factores como el modelo de negocio, la situación del mercado, los recursos disponibles o el tiempo de ejecución que conlleven. Es decir. Pongamos que tu objetivo es mejorar tu presencia en Redes Sociales y aumentar un 50% el volumen de seguidores del juego en Twitter (por ejemplo), para lo que defines una estrategia de comunicación que pasa por publicar diariamente 8 tuits de contenido especialiZASCA! Vas a necesitar un CM y no has contado con ese presupuesto. Error y a volver a empezar.

Las estrategias, ya sean comerciales, de posicionamiento sectorial o de cualquier índole, deben estar basadas en posibilidades reales de llevarlas a cabo y estudiadas al detalle, de manera que realmente cumplan su función de cara a la consecución de objetivos establecidos. Deben ser adaptables y versátiles ya que no podemos esperar siempre el mismo resultado utilizando una misma estrategia, ya que hay multitud de variables a tener en cuenta que generalmente escapan a nuestro control. Es por ello que debes plantearlas con una perspectiva a medio plazo y que no estén tan fuertemente relacionadas entre sí como para que una estrategia fallida suponga el descalabro de las demás.

En ocasiones sucede que una estrategia puede ser confundida con un objetivo y suponer un hito en sí misma. Si planteamos (por ejemplo) un objetivo de potenciación de ventas a medio plazo para lo que utilizaremos una estrategia de modificación de precios a la baja, esa modificación puede suponer un hito debido a lo que supone un esfuerzo así para la empresa. Por ello, deben estar bien definidas y contar con una persona responsable que guíe al resto del equipo por el camino adecuado, pudiendo establecer las modificaciones pertinentes y manteniendo a todos los integrantes debidamente informados de la evolución de la estrategia seleccionada.

Es posible que resulte algo complicado y en el siguiente entrega de nuestra serie dedicada al Plan de Marketing veremos algunas herramientas que nos ayudarán a llevar a buen puerto nuestras estrategias, lo que supondrá que consigamos los objetivos marcados. A modo de ejemplo, podríamos contar como estrategias acciones como empezar a colaborar con un partner, dejar de comercializar los títulos menos rentables, abrir un nuevo estudio en otra ciudad, apostar por un nuevo canal comercial y de distribución, retirarnos de un mercado o especializarnos en un tipo de juego, entre otras mil posibilidades. Como ves, algunas son más arriesgadas que otras, por lo que es de vital importancia considerar todo lo que hemos comentado anteriormente.

 

 

Bien, si has leído hasta aquí eres merecedor de una cerveza por parte del responsable del blog, así que no dude en pedírsela… 😉 Como habrás imaginado, todo lo que hemos comentado es muy discutible ya que no existe una verdad absoluta que lo defina todo a la perfección, así que no dudes en comentar cualquier detalle al respecto y estaría bien poder generar debate en caso de que consideres que alguno de los puntos se deben plantear de otro modo.

Si te sientes con fuerzas para luchar la próxima vez, nos vemos en un par de semanitas por aquí. Confío en que el texto te haya aportado algo y que os pueda ayudar a seguir planteando el desarrollo de vuestro título desde la perspectiva del marketing.

 

Hasta aquí el análisis de situación, antes de despedirnos os animo a que nos preguntéis cualquier duda que tengáis, y muchas gracias a Jon por su colaboración con este proyecto. 😉 ¡Nos vemos en la próxima entrada!
 
Siguiente entrada: Marketing y videojuegos 04 – Plan de Marketing Online.

 


¡Suscríbete y no te pierdas ningún post!

Recibirás semanalmente un mail con todas las novedades del blog.


Daniel Parra

Estudiante de Informática y desarrollador de videojuegos, forofo de la tecnología y amante de los videojuegos. El último proyecto que llevé a cabo fue Escape of Cthulhu, videojuego para Android desarrollado por House of Diogenes.

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedIn

See us Follow us
© House of Diogenes. All rights reserved.
Instagram House of Diogenees Twitter House of Diogenees Facebook House of Diogenees Vimeo House of Diogenees Mail House of Diogenees